La privilegiada ubicación de “Baserri” te permitirá disfrutar de una panorámica perfecta de las montañas en el horizonte y de la propia villa de Etxalar desde lo alto. Vistas que seguirás apreciando desde el interior de la casa gracias a sus hermosos ventanales, y si cabe, con mayor intensidad desde los sillones de la terraza del jardín.